4.12.13

Comunicación.

Me gustan los silencios, no me incomodan... También las charlas donde hay que sacar conclusiones o simplemente que dejan a uno pensando.
Me gusta hablar con gente que tiene cosas para contar, porque cuando soy yo el orador, muchos no logran seguirme o simplemente ya no lo intentan.

Aprendí a apreciar la soledad, las charlas internas... A muchos les interesa la plata y/o lo material, la farándula, los chismes, las porquerías que estamos acostumbrados a escuchar...

"No hables si lo que vas a decir no es más bello que el silencio".

Hay quienes prefieren criticar, también quienes prefieren no entender, otros no quieren escuchar y muchos se cierran en un tema en vez de debatir.

A mucha gente no le interesa lo que digo o pienso porque no saben escuchar, prefieren no entender y criticar o contradecir.

De que querés que hable? De fútbol? De televisión? De materialismo?... De cosas sin importancia?
Prefiero estar callado.

-Viste que buen día hizo hoy?
-Si! Tremendo.
FIN.

Ya no quiero comunicar lo que me interesa porque no conozco mucha gente a la que le interese...

1 comentario:

Flacucho López dijo...

Hablar de lo que pasa en el trabajo con alguien que trabaja con vos, es al reverendo pedo, porque ambos vivimos lo mismo. Terminas contando nada...
Hablar de lo que te pasa en el trabajo con alguien que no trabaja con vos, es al reverendo pedo porque no le interesa en lo más mínimo...
Hablar de uno mismo es al pedo.
Hablar de otros, es de persona de mierda.
Shhh!! Ya va a haber oportunidad para hablar con alguien interesante...