8.11.13

Sin NINGÚN título.

Huelo la muerte
Si. La huelo.
Tiene el placer intenso y constante de un tatuaje.
Es como algún tipo de humedad, siniestro como el olor a la cocaína.

Alguna clase de energía concentrándose. Energía negativa. Más que la luz.
Se va a acabar pronto también presiento.
Y veo las luces otra vez. En el silencio de esta habitación.

No la conozco pero la reconozco.


Es que después de tanto lindo, tanto bello...
Tanto día después de tanto infierno.
Y sigue estando.
Pero feliz. Sonriente siempre!!

Donde sea que este siempre voy a llevar un alma pura. Cierta. Noble y dura como mi mente.

Y cuando termine de pensar todo esto, y cuando me valla bien.
Y cuando no hayan rencores de parte de nadie, si es que hay rencores.
Y cuando todo termine y concluya con solo un final y solo uno.

Voy a tener la ultima palabra.

Y vos? Que estas al otro lado de la pantalla, y sabes que todo esto es mentira, te propongo apagar el monitor y terminar con energía desperdiciándose.

Mañana va a ser un día duro. Otro igual. Con el mismo sentido.

El régimen se acabo dijo Cerati.

Asique ya lo tienen. Es el fin.

Bueno, mañana si renazco, me vuelvo a comunicar.
Hasta la próxima.

1 comentario:

Idolidia Glez dijo...

Interesante comentar acerca de la propia muerte...Saludos!!!