2.6.13

En mi agujero

Soy la persona que felizmente se lastima, se autodestruye, se enferma.
¡ESTOY ENFERMO!

.

El sueño cambiado, el cuerpo cansado, me siento frustrado y sin vida.
Soy como un zombie, y los zombies no bailan, no corren, no viven...
Ya no pido, ya no siento, en silencio me encuentro, solo, solos.

No estoy cómodo, no estoy sucio.. No me arrepiento. No lo busco...

Ya pasaron tres días y aun no resucito. ¿Qué es lo que me está matando? No lo soluciono.

Te busco. Lo deseo. No hay excesos, o quizá algunos, tranquilos, dormidos. Olvidados.
Un día escribí: "Soy un tarado que vive solo y piensa mucho"... Que piensa mucho y no está cómodo, y no quiero.

Busco un cambio personal, sino no sé donde voy a terminar, no lo imagino... Ya no...
Me empiezo a desinteresar, me va dejando de importar... ¡No me dejes! No de nuevo...

Necesito algo de paz, una paz bien, no la que hoy me hace desesperar...
Necesito un cambio... Un poco de ayuda para lograrlo, una salida nueva.
AYUDAME! No quiero morir solo... Otra vez... No puedo solo...

Espero, nunca te metas en la suciedad... Deseo ser libre en cuanto a la enfermedad.

2 comentarios:

SabrinaAquiles dijo...

Un día escribí: "Soy un tarado que vive solo y piensa mucho"... Que piensa mucho y no está cómodo, y no quiero.

wa, somos bocha los que nos sentimos así alguna vez, cuestión de salir a la vereda en vez de al patio

Flacucho López dijo...

Es verdad lo de la vereda... Hay que despejar la mente un buen rato.